• BrendaG

¿Quieres conocer mi aventura en el Seminario Internacional PROWEP?

¡Hola! Como probablemente sepas, sobre todo si me sigues en Instagram @ixchelweddings, la semana pasada viajé a la Ciudad de México a tomar un Seminario Internacional de Wedding Planner, pasé por muuuuchas experiencias, y no quiero dejar de compartirlas contigo, así que aquí van.




Esta aventura comenzó desde hace dos meses cuando me enteré de que venía mi gurú de wedding planning desde España, yo sabía que no me podía perder ese evento y que si lo hacía podía arrepentirme, así que como yo soy de las que creen que es real que todo es posible, me moví, realicé cambios de planes, de estrategias y generé todos los recursos económicos y de tiempo para lograr estar ahí. Mis brides fueron testigo (jajaja, y ¡gracias!) de todo lo que hice con tal de lograrlo y estuvieron super dispuestas a apoyarme en lo que requería de su parte.


Pues al fin se llegó el día de volar y yo tenía todo mi itinerario planeado minuto a minuto (como buena planner), así que llegaba desde un día antes para instalarme, hacer algunas compras necesarias y visitar a unos amigos de por allá.


Eso iba muy bien, sin embargo, entre desvelos (que solo dormí 3 horas por andar en una boda) y mi inexistente check-list antes de partir, resulta que al llegar al aeropuerto me di cuenta de que no traía una sola identificación ¡ni una sola! Yo no lo podía creer, jamás saco mis identificaciones de la cartera, según yo me aseguré de llevar la licencia de conducir y la noche anterior la guardé en mi cartera pero al parecer la volví a sacar entre otras tarjetas que no necesitaría, de verdad parece inexplicable. Y por el tiempo y la distancia a la que vivo del aeropuerto, era imposible ir por la identificación a mi casa y regresar a tiempo, así que por más que busqué alternativas, era un hecho que tendría que perder el vuelo.


No me quedaba más que hacer el cambio y solo pagar la diferencia con el costo del siguiente vuelo (cuatro veces mayor, gracias), y que por cierto era 10 horas después y tendría que volver a mi casa y regresar más tarde al aeropuerto. Sin embargo, al hacer la compra del nuevo boleto ¡mi tarjeta no pasó! Parecía broma, lo juro, tenía el suficiente saldo disponible en ella, pero en la compra marcaba lo contrario. No me quedó más remedio que regresar a mi casa sin boleto, con mis planes para ese día destrozados, de verdad sentía que ‘’alguien’’ no quería que volara a CDMX ese día, y a la vez eso me consolaba, estaba haciendo todo y los resultados no se daban, eso fue por algo mayor que yo.


Bueno, de cualquier manera regresé a mi casa (había estado en el aeropuerto desde las 6 am y solo había pasado una hora que parecían como 10), entonces me tocó esperar a que mi banco pudiera atenderme y revisar el porqué no había pasado mi tarjeta, en general había sido un error con un cargo anterior blablablá, era domingo y seguro no lo resolverían así que mejor utilicé otras tarjetas (que no traía porque se supone no utilizaría) creo que ese es otro motivo bueno por el cual regresarme… ¿hubiera estado en CDMX con una tarjeta que no me dejaba usar mis fondos disponibles?


Pero lo importante: pude comprar un vuelo ligeramente más económico que el que no pude comprar en el aeropuerto y en mejor aerolínea (aunque aún 4 veces más caro del precio inicial :c). Así que ese día solo llegué prácticamente a dormir, pero lista para comenzar el seminario al día siguiente con la mayor emoción.


Por fin se llegó el lunes y la verdad es que se me olvidó todo el mal sabor de boca del día anterior. Me levanté muy temprano y me preparé para llegar a tiempo a la sede del seminario. Me quedaba a unas cuadras de mi alojamiento así que disfruté de una caminata por las frescas calles de la Ciudad de México (aunque ellos digan que tenían calor :P).


Foto: Sebastián Anaya Photographer

Al llegar, de verdad que la organización del curso superó mis expectativas: éramos muchos alumnos y aún así nos trataron de maravilla y atendían todas nuestras dudas, nos dejaron bastantes detallitos muy lindos desde el primer día, el servicio excelente y la calidad de los contenidos… wow. Varios compañeros coincidimos con que ha sido el mejor curso al que hemos asistido, de verdad.


Pero lo que para mí marcó la gran diferencia en cuanto a esta experiencia fue la diversidad cultural que había en la sala, desde nuestros ponentes que venían de España, Panamá, Venezuela y México; hasta todos los compañeros que éramos de todas partes del país: Cancún, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Puerto Escondido, Guadalajara, Querétaro, Michoacán, Puebla, Veracruz, Tampico, Saltillo, claro Ciudad de México y ¡pues de Monterrey! Por allá me topé a Carla de Balulú Event Planner y aprendimos muchísimo juntas.


Y lo más lindo de todo es que a pesar de esa diversidad cultural, de tradiciones y de diferente tipo de mercado al que estamos dirigidos, todos hablábamos un mismo idioma y tenemos la misma misión: vamos a hacer que nuestras parejas vivan al máximo la planeación de su boda.


Foto: Sebastián Anaya Photographer

Se vivió un compañerismo padrísimo y aprendimos todos de las experiencias de todos, hubo compañeros con más de 10 años de experiencia y otros que apenas están por comenzar, y sin embargo fuimos un grupo unido y con la mayor disposición de ayudar al otro con sus dudas.


Te prometo que ya quiero que sea la siguiente edición para volver a ir, ahora sí asegurándome de llevar identificaciones a la primera jajaja. De verdad fue una gran experiencia, los tras días fueron muy intensos pero llenos de los mejores consejos por parte de los expertos, ahora me toca poner todo en práctica, así que espero que vayas viendo los avances y te gusten. Porque a eso es a lo que venimos, a aprender, implementar, mejorar, y volver a aprender…


Foto: Sebastián Anaya Photographer

Este evento solo me confirmó que el mundo de las bodas me encanta y estoy sumamente comprometida con IX CHEL Weddings y con mis clientes, quiero que vivan la experiencia de su boda como merecen hacerlo y que juntos logremos realizar ese día tal como lo soñaron. <3


Gracias por leerme hasta el final y gracias por formar parte de esta linda comunidad que me hace darle sentido a este servicio: IX CHEL Weddings.


Nos leemos el próximo martes.


© 2020 by Ixchel Weddings.

Monterrey, N.L., México.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon